TAMARA FALCÓ

La indeseable coincidencia entre Tamara Falcó y la Infanta Cristina, rotas de amor el mismo año

Una lista negra.
miércoles, 28 de septiembre de 2022 · 15:10

Para muchas parejas mediáticas españolas, el 2022 quedará marcado a fuego, pero ninguna dejará tantas esquirlas como las que recibieron Tamara Falcó y la Infanta Cristina, que terminaron rotas de amor.

Luego de casi 25 años de casada y con cuatro hijos en el haber, la Infanta Cristina puso fin a su relación con Iñaki Urdangarin, con el que tuvo una decena de episodios que pusieron en jaque a la pareja. No obstante, continúa formalmente casada hasta que se resuelva el divorcio.

Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina estuvieron casi 25 años casados. Fuente: (Instagram)

Aunque siempre hizo un esfuerzo extra para contener a su familia, las manifestaciones de Iñaki Urdangarin, a los besos en público con su novia, Ainoha Armentia, además de humillar a la hija del Rey Juan Carlos, la obligaron a tomar la decisión más difícil. 

Ya radicada en Ginebra junto a Irene, su hija menor, la Infanta Cristina sigue cargando sobre sus espaldas un acuerdo matrimonial con el exDuque de Palma, que en sus derrapes la llevó a perder su lugar en la Familia Real. Sí, por todo eso tuvo que pasar la hermana del Rey Felipe.  

Tamara Falcó y la Infanta Cristina, hermanadas por el dolor

Para Tamara Falcó, este año también será inolvidable, pero por lo nefasto. La aristócrata llevaba dos años en pareja junto a Íñigo Onieva y anunció, con todas las pompas, su compromiso y posterior casamiento, previsto para 2023.

Sin embargo, dos días después de la mediática noticia, se hicieron públicos videos y fotos del prometido de Tamara Falcó, a los besos con una joven en Burning Man, la fiesta que se desarrolla en el desierto de Nevada, en Estados Unidos. 

Tamara Falcó e Íñigo Onieva, antes de la mediática ruptura. Fuente: (Instagram)

Después de aguantar las excusas de su novio, Tamara Falcó borró las fotos de sus redes sociales y se marchó del piso que compartían en Madrid. 

Completamente despechada, Tamara Falcó se refugió en la casa de su madre, Isabel Preysler, mientras Íñigo Onieva intenta, sin buenos resultados, convencerla de que se trató de una escapada hace dos años, meses antes de conocerla. Claro, no parece una situación fácil de remontar, puesto que las pruebas que aportó a su favor son poco sustanciosas. 

Otras Noticias