REINA ISABEL

El cambio de planes de la Reina Isabel que pone a todos en alerta máxima

Hay mucha preocupación.
martes, 9 de agosto de 2022 · 12:31

No será como otros años. Atrás quedará el color para las cámaras de los cientos de periodistas que solían viajar kilómetros para verla disfrutar de uno de los momentos más esperados por ella. La Reina Isabel ha decidido cambiar todos los planes. Una decisión que pone en alerta máxima a todos en Reino Unido y, en especial, al Palacio de Buckingham.

Preocupa, y mucho, la salud de la Monarca británica, cuyos problemas de movilidad parecen haberse agravado bastante. He aquí la razón principal que, creen, habría motivado la determinación de cancelar el tradicional acto de bienvenida al Castillo de Balmoral, su residencia privada durante el verano y el refugio de sus mayores alegrías.

La Reina Isabel pasó sus tiempos más felices en el Castillo del Balmoral. Fuente: (Instagram).

La Reina Isabel se encuentra allí, en las tierras que le recuerdan a su difunto esposo el Duque de Edimburgo, desde finales de julio. Será la primera vez en la historia que la dueña de la Corona por más de 70 años no asista a este colorido evento, que marca un momento clave de la época estival para todos los británicos.

Si bien desde el Palacio de Buckingham han relativizado la información sobre la ausencia de la reina en la bienvenida al Balmoral, la prensa inglesa –siempre filosa- alertan que podría tratarse de “una señal de lo que vendrá”.

“La bienvenida tradicional a Balmoral normalmente está cimentada en el calendario de la Reina y algo que Su Majestad realmente disfruta”, fue lo que expresó una fuente muy cercana a la Familia Real al diario The Mirror. Solo basta recordar lo que pasó hace un año y medio atrás, cuando la Reina Isabel vistió un inolvidable conjunto rosa para inspeccionar ella misma a la Guardia de Honor y conocer en persona a Shetland Pony Lance Corporal Cruachan IV, la mascota del Regimiento de Escocia.

La Reina Isabel en la bienvenida al Balmoral, en 2021. Fuente: (Instagram).

A esta decisión de la dueña de la Corona en Balmoral se suma, además, el enorme recorte de días de descanso que sufrirá la Monarca británica, que suele quedarse en el castillo hasta los primeros días de octubre. Este año, la elección de un nuevo Primer Ministro ante la renuncia de Boris Johnson, hará que deba retornar a Londres antes del 5 de septiembre, para ungir y guiar al sucesor por el mejor camino a la prosperidad del Reino.

Y, mientras tanto, en un contexto de completa incertidumbre sobre su salud, la Reina Isabel todavía espera la respuesta de su nieto, el Príncipe Harry, y de la esposa de éste, Meghan Markle, a la invitación que les hizo para pasar unos días juntos en su residencia de verano.

Más de

Otras Noticias