PRINCESA LEONOR

El regalo de los Reyes a la Infanta Sofía que borra la sonrisa de la Princesa Leonor

¿La preferida de los Reyes de España?
jueves, 30 de junio de 2022 · 11:17

Mucha tinta se ha derramado sobre el regreso, después de más de 10 meses, de la Princesa Leonor a la tierra que la vio nacer y la verá reinar. De aquel fin de semana en Teatros del Canal, junto a su hermana, la Infanta Sofía, y a sus padres, el Rey Felipe y la Reina Letizia, también se han escritos mares de noticias sobre detalles que pasaron desapercibidos ese día y fueron vistos luego. Este es otro de esos artículos, pero que destaca algo más, lo que creemos una prueba casi irrefutable de la preferencia que tendrían los reyes para con sus hijas. Más aún teniendo en cuenta los roles que tendrán cada una en un mediano o no tan largo plazo.

Ya se dijo que la menor de las Borbón y Ortiz cautivó a todos con su “look” adolescente, que le robó cámaras a su hermana mayor Leonor, que sus uñas encendieron todas las alarmas de la Casa Real al ser idénticas a las de Victoria Federica, su primera hermana “vetada” especialmente por su madre. Algo se dijo de su ortodoncia, que había permanecido oculta por la pandemia, debajo de la mascarilla esperando el momento para ser descubierta.

Infanta Sofía y el secreto que escondía debajo de la mascarilla, su ventaja sobre la Princesa Leonor.

Pero, lo que no se dijo, o de lo que se pronunció o escribió poco, es el significado del hecho que la Infanta Sofía cuente con un tratamiento para mejorar su dentadura y no así su hermana, la Princesa Leonor, la heredera al trono, la próxima dueña de la Corona, la que debe lucir perfecta.

A la futura Reina de España se le borra la sonrisa cuando recuerda esta ventaja de la que su hermana goza gracias a sus padres. Un tratamiento estético que, en algún momento, será también necesario para ella, teniendo en cuenta su futuro próximo no tan inmediato.

La Princesa Leonor no goza de una sonrisa perfecta como la que tendrá en poco tiempo la Infanta Sofía.

Hay tiempo todavía, pero el año que viene la mayor de las Borbón y Ortiz comenzará un intenso camino al trono cuando, al cumplir la mayoría de edad, deba jurar como su padre, Felipe VI, ante las Cortes, su fidelidad al reino bajo la promesa de honrarlo. Todo lo que haga desde ese momento, cada uno de sus pasos, estará regido por el Gobierno de España y por el Parlamento. Nadie imagina a una Princesa Leonor pidiendo permiso al presidente y parlamentarios para una consulta con el dentista, ¿o sí?

De vuelta a la actividad

Otra cuestión que, suponemos, le borra la sonrisa a la heredera de la Corona española es su regreso a la actividad institucional en pleno verano y ad portas del inicio de sus merecidas vacaciones, después de deslumbrar con las calificaciones obtenidas en el UWC Atlantic College de Gales.

Será el 4 de julio el día elegido para su reaparición como representante de la Casa Real, durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias, que tendrá lugar en Barcelona.

Aquella significará, si nada extraño pasa antes, la segunda aparición pública de la Princesa Leonor desde su regreso a España luego de casi 10 meses. Unos días después, la joven junto a su hermana, la Infanta Sofía, y sus padres se recluirían en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, donde disfrutarán del sol y de la brisa marina lejos de los flashes y micrófonos. Un motivo para sonreír a pesar de la falta de ortodoncia.

Otras Noticias