REINA SOFÍA

La técnica de supervivencia de la Reina Sofía a las infidelidades del Rey Juan Carlos

Criada para no demostrar emociones.
jueves, 1 de diciembre de 2022 · 03:08

A lo largo de 60 años de matrimonio, el Rey Juan Carlos ha hecho un culto de la humillación hacia la Reina Sofía, la que se ha mantenido estoica como Consorte y soportó una y otra infidelidad. Pero de lo que poco se habla es de cómo lo hizo.

La publicación de la serie de pódcast "Corinna y el Rey", en el que Corinna Larsen ha asegurado velar intimidades de su relación con el Rey Juan Carlos, ha avivado el tema después de que la empresaria alemana acusara a la Reina Sofía de una campaña en su contra. Entonces, ¿tenía una técnica de supervivencia?

Los medios estuvieron siempre alerta ante cualquier movimiento fuera de Zarzuela del Emérito, es por eso que la lista de amoríos es tan pública como difundida. 

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos se casaron en Atenas, el 14 de mayo de 1962. Fuente: (Instagram)

Era tanta la exposición que sentía la Reina Sofía que el jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campos, llamó en 1992 a Jaime Campmany, director de la revista "Época". Cuentan que le contó que "la Reina está rota, no para de llorar, no hay persona que pueda consolarla. Te pido que dejes de publicar más cosas sobre el Rey y Marta Gayá, es lo único que podemos hacer por la Reina como mujer".

Otra de las mujeres que habrían sufrido las influencias de la Reina Sofía es Bárbara Rey, que, según el documental "Salvar al rey" (HBO), se vio forzada a incorporarse a un programa de cocina en un canal autonómico y así salió de la pantalla de TVE.

El Rey Juan Carlos y la Reina Sofia se vieron por última vez en el funeral de la Reina Isabel, en septiembre. Fuente: (Instagram)

En cuanto a Corinna Larsen, fue la periodista Pilar Eyre la que contó que publicó que la "relación con Corinna la hirió profundamente. Tanto que, según se dice, maniobró para que el hijo de Corinna no fuera admitido en un buen colegio en Inglaterra y que las familias aristócratas inglesas le hicieran el vacío". Lo documentado es que Alexander zu Sayn-Wittgenstein se educó en un prestigioso internado suizo. No se sabe si Doña Sofía tuvo algo que ver. 

Por lo visto, los consejos de su madre, esos encomendados en India allá por 1976, hicieron efecto y casi se tatuaron en la piel de la Reina Sofía. “No lo abandones nunca, no dejes de ser reina. ¿Quieres ser como yo, una reina sin reino, una paria que tiene que vivir de la caridad de los demás y que ha tenido que venir a la India porque nadie me aguanta?”, fueron las palabras de la Reina Federica.

Otras Noticias