IÑAKI URDANGARIN

Los privilegios de Iñaki Urdangarin en la cárcel de Brieva, detalles nunca antes contados

Una estancia con algunos lujos.
miércoles, 16 de noviembre de 2022 · 11:34

Los más de 900 días que pasó Iñaki Urdangarin en la cárcel de Brieva estuvieron teñidos de misterios. Nadie se creyó que iba a estar preso como un ciudadano común, pero con la publicación de un libro se puede comenzar a velar cuáles fueron los privilegios a los que accedió el todavía esposo de la Infanta Cristina. 

Iñaki Urdangarin fue condenado a 5 años y 10 meses por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el caso Nóos. Su ingreso a la cárcel de mujeres de Brieva se concretó en junio de 2018.

Durante una entrevista concedida a Terelu Campos en "Sálvame" (Telecinco), el periodista Nacho Gay contó detalles de su libro, "Urdangarin", después de dos años de investigación y entrevistas con el entorno del exDuque de Palma cuando estuvo privado de su libertad. 

Iñaki Urdangarin fue condenado por el Caso Nóos y pasó dos años y medio en prisión. Fuente: (Instagram)

"El módulo de tránsito en el que estaba tuvo una reforma días antes. Se acondicionó la cárcel para poder albergarle ahí”, explicó Gay, que también reveló que "no era exactamente una celda. A las salas comunes de ese módulo las utilizaba para él solo, las personalizó y formaban parte de su espacio, no era una celda como tal".

Nacho Gay calcula que Iñaki Urdangarin contaba con "un espacio más grande de lo normal, utilizaba cien metros de patio y cien metros de casa construida" pero reconoce que "vivió en soledad durante tres años y medio, eso le llevó a una depresión psicológica muy grande”.

En la charla con Campos, el escritor comentó que el exjugador de balonmano estuvo obsesionado con su condición física, lo que lo llevó a comprar una bicicleta, que instaló frente al televisor. Pasaba tanto tiempo arriba que un día se descompensó y debió comenzar a controlar sus rutinas. 

En cuanto a las visitas que recibió durante su estancia en Brieva, Nacho Gay relató que nunca solicitó "ni un solo vis-a-vis” con la Infanta Cristina, que con el tiempo hizo más espaciadas sus apariciones. En el rubro afectivo, según el periodista, el peor momento de Iñaki Urdangarin fue cuando su hija Irene, que vive en Ginebra, lo dejó plantado para hacer planes con sus amigos en Madrid. 

Otras Noticias